¿Y si engaño a Hacienda?

Fiscalidad y tributación de las apuestas

Si buscas información sobre la fiscalidad y la tributación de las ganancias en las apuestas deportivas, estás en el lugar adecuado. Es un tema árido, pero que hay que conocer y dominar. Así que… ¡Vamos allá!

¡Antes de empezar!

Antes de empezar queremos dejar claro que nosotros somos expertos en las apuestas y el juego online, no en el tema legal y burocrático. Por lo tanto, ante cualquier duda o discrepancia, haz caso a tu gestor o ponte en contacto con la agencia tributaria para que te resuelvan cualquier duda.

Fiscalidad y tributación de las apuestas

Por supuesto, nosotros llevamos mucho tiempo ganando dinero online, declarándolo y sin tener problemas, pero es importante hacer este aviso previo, por si acaso. Y, aclarado esto, sí podemos pasar a hablar del tema propiamente dicho.

¿Es obligatorio declarar las ganancias de las apuestas deportivas?

La declaración de las ganancias en apuestas deportivas se debe llevar a cabo de forma obligatoria en los siguientes supuestos: 

  • Cuando se tiene un beneficio en el juego online (o en otra ganancia patrimonial o por rendimientos de capital mobiliario) por valor superior a 1600€ (al año).
  • En el caso de que tengas beneficios superiores a 1000€ Y ADEMÁS tengas rentas procedentes del trabajo, rentas inmobiliarias, rendimientos de Letras del Tesoro o subvenciones pro vivienda de protección oficial de más de 22.000€ al año.

¿Complicado? Bueno, vamos a ver algunos ejemplos para que lo veas más claro: 

  • Eres un estudiante que vive con sus padres y no trabaja, pero apuesta ocasionalmente en eventos deportivos y este año has generado 1200€: NO tienes que declararlo.
  • El mismo caso anterior, pero has ganado 1700€: SÍ tienes que declararlo.
  • Eres un trabajador con un trabajo de 1000€ al mes (14.000 anuales) y has obtenido unos beneficios de 1500€ en apuestas deportivas: NO tienes que declararlo.
  • El mismo caso anterior, pero has ganado 1700€: SÍ tienes que declararlo.
  • Ahora, supongamos que eres un trabajador que cobra 2000€ al mes (28.000 anuales) y has obtenido, también, 1500€ en beneficios de apuestas deportivas: SÍ tienes que declararlo (y si hubieras obtenido 2000€, también, claro).
  • El mismo caso anterior, pero habiendo ganado solo 900€ en apuestas deportivas: NO tienes que declararlo (aunque sí tienes que hacer la declaración de la renta por el dinero que ganas en tu trabajo).

declarar las ganancias de las apuestas deportivas

Todo lo anterior lo hemos explicado con el ejemplo de las rentas del trabajo, pero, como has visto en los dos primeros puntos, también se aplicaría para los rendimientos de los bonos del Tesoro, para las rentas inmobiliarias y para la subvención de la vivienda.

¿Y qué es lo que tengo que declarar?

Vamos a ser claros aquí, porque suele haber confusión: Solamente hay que declarar los BENEFICIOS obtenidos del juego. ¿Qué son los beneficios? Los ingresos menos los gastos.

Es decir: Supongamos que ingresamos 100€ en la casa de apuestas, y nos va bien, y, entre ganancias y pérdidas, acabamos llegando hasta los 5000€ (supongamos que ganamos 10.000 y perdemos 5000).

En este caso, al retirar los 5000€ de la cuenta y hacer la declaración de la renta, tendremos que hacer la declaración de 4900€… ¡Porque los primeros 100€ los ingresamos nosotros y tienen que contarse como un gasto!

Esto puede parecer una minucia en este ejemplo, pero no lo es si ingresamos 1000€ y retiramos 5000. Así que hay que ir con cuidado.

¿Y qué hay de los bonos que nos ofrece la casa de apuestas?

Los bonos de bienvenida NO son dinero como tal. Aunque nos lo presenten así, lo cierto es que es una suerte de “crédito virtual” que nos permite jugar a los juegos, pero que no podemos retirar. Por lo tanto, no es dinero que debamos contabilizar.

Ahora bien, si entramos en la casa de apuestas con un bono del 100% sobre 100€ (es decir, nos regalan 100€, mientras que nosotros hemos puesto otros 100€), y liberamos ese bono, tendremos que tenerlo en cuenta como beneficios.

bonos que nos ofrece la casa de apuestas

Pongamos por caso que se ha dado lo anterior, y tienes 100€ reales y 100€ de bono. Completas el rollover y, al terminarlo, tienes 60€ obtenidos como beneficios a partir del bono. Pues esos 60€ sí tendrías que sumarlos a los beneficios totales obtenidos de las apuestas. 

Fíjate que no son los 100€ del bono, sino solo los beneficios reales que puedes retirar. Es decir, lo que es, efectivamente, dinero.

¿Y si juego en varias casas de apuestas?

En el mundo de las apuestas deportivas es bastante habitual estar presente en una gran variedad de casas de apuestas. Y esto puede ocasionar problemas a la hora de hacer la declaración de la renta. Vamos a ver si podemos explicarlo con claridad.

A Hacienda le da igual en cuántas casas de apuestas estás registrado. Empecemos por ahí. A Hacienda le importa cuánto has ganado en total, entre todas ellas. Así que te va a tocar tener una buena hoja de Excel llevando las cuentas de cada casa. 

Lo que tendrás que declarar, finalmente, será el beneficio neto obtenido teniendo en cuenta las ganancias y pérdidas de todas y cada una de las casas de apuestas (siempre y cuando se cumplan las condiciones que mencionamos al principio, claro).

Así que, por ejemplo, imagina que estás en tres casas de apuestas diferentes. En la primera ingresaste 100€ y obtuviste 500€ de beneficio (tienes 600€ en la cuenta). En la segunda introdujiste 1000€ y perdiste 500€ (tienes 500€ en la cuenta). En la tercera ingresaste 1000€ y ganaste 500€ (tienes 1500€).

en varias casas de apuestas

Hay que tomar los costes (los ingresos que hicimos), que son 100+1000+1000=2100€, y restarlos a los ingresos (el dinero que podemos retirar), que son 600+500+1500=2600€. 2600-2100€ = 500€.

Como no supera los 1000€, no hay necesidad alguna de declarar esos beneficios. Pero date cuenta del mecanismo: Lo importante es el cómputo global entre todas las casas, no lo que ganemos o perdamos en cada casa concreta.

Interesante, ¿verdad? Pues quizás también te interese leer:

¿Y si no he retirado el dinero de la casa de apuestas?

Podría parecer lógico que, si no has retirado el dinero de la casa de apuestas, ese dinero no haya que declararlo. Al fin y al cabo, con los fondos de inversión sucede algo así: No es hasta que retiras el dinero que hay que declararlo. 

Sin embargo, lo cierto es que la ley es clara en el campo de las apuestas deportivas:

Se tendrán en cuenta las ganancias y pérdidas obtenidas en el ejercicio, año natural, resultando irrelevante, a estos efectos, si el contribuyente ha retirado o no las cantidades de la cuenta abierta con el operador de juego online”.

Así que hay poco que rascar aquí: Tanto si retiras el dinero, como si lo dejas en la cuenta, como si dejas la mitad y retiras la otra mitad, tendrás que declarar todo el dinero.

¿Y qué porcentaje me van a quitar?

Esta es la clave de todo el meollo, al fin y al cabo: “He estado estudiando cada partido con obsesión enfermiza para conseguir ganar este dinero tan merecido y, ahora, vienen y me lo quitan”.

Sí, la verdad es que en este mundo vivimos. Qué le vamos a hacer. La cuestión, asumido que nos van a quitar dinero ganado limpiamente, es ver cuánto nos van a quitar.

Declarar los beneficios de las apuestas deportivas

Y, la verdad, no es fácil saberlo, porque no te van a quitar el dinero únicamente de las apuestas deportivas, sino del total de tus beneficios. Vamos a explicarlo con un poco más de profundidad:

La declaración de la renta se divide en 5 bloques diferentes:

  1. Rendimientos del trabajo.
  2. Rendimientos del capital mobiliario.
  3. Rendimientos del capital inmobiliario.
  4. Rendimientos de las actividades económicas.
  5. Ganancias y pérdidas de carácter patrimonial.

En cada bloque habrá que declarar todas las ganancias obtenidas dentro de cada uno de esos segmentos. Así, por ejemplo, puede que te encuentres con que has tenido muchos ingresos en el punto 1 (tu trabajo) y el 5 (donde se incluyen las apuestas), pero hayas perdido en otras áreas.

Si el resultado final es negativo, no tendrás que pagar (o no mucho). Es por ello que resulta prácticamente imposible decirte cuánto vas a tener que pagar por tus apuestas deportivas, porque dependerá, en buena medida, de cómo te vaya en las otras áreas.

¡Un inciso! Quizás te interese visitar nuestra sección casas de apuestas para descubrir las mejores casas de apuestas online.

¿Y si engaño a Hacienda?

¿De verdad te la quieres jugar? Lo primero que tenemos que decirte es que Hacienda tiene tentáculos demasiado largos y pegajosos, por lo que es difícil escaparse, especialmente a medida que empiezas a tener buenos beneficios. 

Si te pillan, tendrás que pagar multas importantes. Generalmente, tendrás que pagar lo que hayas defraudado, y, además, una multa adicional que va del 50% al 100% de lo defraudado. 

Es decir: Si habías ganado 10.000€ y querías ahorrarte de declarar, digamos, 2000€, es posible que acabes teniendo que pagar 4000€. No parece una muy buena idea, ¿verdad?

¿Y si engaño a Hacienda?

Muchas personas dicen “bueno, puedo registrarme en las diferentes casas de apuestas con la identidad de algunos familiares, y, así, no me podrán coger”. Te aseguro que te acabarán cogiendo, especialmente si empiezas a ganar dinero de forma efectiva y recurrente.

Y, en este caso, no solo estarás afectado tú, sino que también lo estarán esos familiares. Ya se han visto muchos casos, que puedes conocer visitando los foros de apuestas que hay por internet.

Así que, siendo tan claro que te metes en un problema que no merece la pena… ¿Para qué arriesgarse? Lo mejor es pagar lo que hay que pagar, aunque no sea agradable hacerlo.

Como puedes ver, las apuestas deportivas, aunque sean una forma un tanto distinta de ganarse la vida, no están exentas de las mismas obligaciones que cualquier otro negocio. Por tanto, tendrás que tributar y pagar los impuestos correspondientes a tus ganancias.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *