¿QUÉ ES Y EN QUÉ CONSISTE LA RULETA?

La ruleta es, con diferencia, el juego de casino más emblemático de cuantos podemos encontrar. Tanto es así que ha aparecido como (casi) protagonista en series, películas, e incluso grandes obras de la literatura universal, como El Jugador de Dostoievski.

Se trata de un juego de azar, y su nombre proviene del francés roulette, que sería algo así como “ruedecita” o “rueda pequeña”. Vamos a profundizar un poco en sus elementos y, después, es su forma de jugar.

Elementos de la ruleta

La ruleta se compone de tres simples elementos:

  1. Ruleta (también conocida como cilindro): La ruleta es el lugar donde circula la bola, donde están los números y donde, podríamos decir, se decide la suerte. La distribución de los números es lo más aleatoria posible, pero guarda aspectos matemáticos realmente interesantes, que se deben a su creador, Pascal. Hay que señalar que la distribución americana con doble cero NO es tan regular como la distribución europea.
  2. Tapete: El tapete es el lugar donde se llevan a cabo las apuestas, y hay que señalar que el tapete de la ruleta francesa y el de la americana son muy distintos. No obstante, aunque sean bastante distintos, la mecánica es semejante. Es un tapete donde hay diferentes posibilidades para apostar.
  3. Bola: Por último, la bola, que es una esfera de color blanco, de un par de centímetros de diámetro. El croupier lanza la bola por el resalte de madera, y hace girar el plato con los números en dirección contraria. Cuando la bola pierde fuerza, cae en los números, y allí donde queda, es el ganador.

¿Cómo se juega?

Una de las ventajas de la ruleta frente a otros juegos de azar es que puedes llevar a cabo varias apuestas en la misma jugada. Además, puedes apostar a varios números a la vez. Es decir, tienes muchas oportunidades diferentes para hacer la apuesta perfecta para ti.

¿Cómo se juega a la Ruleta?

En cuanto a los tipos de apuestas que se pueden hacer, están los siguientes:

  1. Suertes sencillas: En estas apuestas juegas a 18 números, y se te pagará la misma cantidad apostada.
  2. Columnas y docenas: En estas apuestas juegas a 12 números, y se te pagará el doble de la cantidad apostada.
  3. Seisenas: En estas apuestas juegas a 6 números, y se te pagará cinco veces lo apostado.
  4. Cuadros: En estas apuestas juegas a 4 números, y se te pagará 8 veces lo apostado.
  5. Transversales: En estas apuestas juegas a 3 números, y se te pagará 11 veces lo apostado.
  6. Caballos: En estas apuestas juegas a 2 números, y se te pagará 17 veces lo apostado.
  7. Plenos: En estas apuestas juegas a un único número, y se te pagará 35 veces lo apostado.

El cero

El cero es el número “mágico” de la ruleta. Es el que permite que la banca siempre gane y tenga un pequeño beneficio del 2,7%. Sin embargo, la forma en que opera el cero tiene diferencias dependiendo del tipo de ruleta.

El cero no entra dentro de las apuestas sencillas y, aunque se puede apostar a él, no se pueden hacer caballos, ni entra dentro de los otros tipos de apuestas. Por lo tanto, la única forma de aprovechar el cero es ganando un pleno a ese número.

Sin embargo, hay ocasiones en las que el cero no nos hace daño. Por ejemplo, en algunas mesas, si haces apuestas simples (pagadas 1:1) y la bola cae en cero, no pierdes esa apuesta. Se queda retenida para la siguiente ocasión tirada.

El cero en la ruleta

No obstante, esto varía dependiendo de cuáles sean las normas de la mesa, así que hay que revisarlo antes de empezar a jugar.

SU HISTORIA

La historia de la ruleta se puede rastrear hasta la Edad Media, aunque también podríamos considerar un “antepasado” de la ruleta a la Rueda de la Fortuna, que está documentada desde la antigüedad clásica.

El hecho de que las ruedas tengan un centro quieto y mayor velocidad a medida que nos alejamos de él, sin duda, tuvo que fascinar al ser humano cuando se inventó (trata de ponerte en la mente de alguien que jamás ha visto una rueda, y la ve por primera vez).

Es por ello que no nos debe extrañar que haya habido continuas referencias a la rueda a la hora de hablar de aspectos mágicos, esotéricos y relacionados con la fortuna. De hecho, es una de las cartas del tarot, así que puedes imaginar su importancia.

Si nos centramos más en la ruleta actual, con su actual sistema y normas de juego, tenemos que agradecer a Blaise Pascal su creación. Éste ideó la primera ruleta, que tenía 36 números y carecía de cero.

Elegir 36 números no fue casual y sigue estando relacionado con la magia: Si sumas los primeros 36 números, obtienes el número mágico por excelencia, que es el seiscientos sesenta y seis.

En origen, esta ruleta se utilizaba entre amigos como divertimento, pero no era una ruleta que pudiese generar buenos rendimientos a nivel empresarial, porque todo lo que se apostaba se repartía en premios (estadísticamente hablando).

Es decir, tenías una probabilidad de 1/36 de ganar, y, si acertabas, te llevabas 36 veces lo apostado. ¿Qué casino querría hacerse cargo de un negocio como este? No había ninguna ganancia posible.

Por lo tanto, en 1842, los hermanos Blanc añadieron el 0 a la ruleta, en el Casino de Montecarlo. Y así nació la ruleta francesa que hoy conocemos. ¿Y qué diferencia hay entre esta ruleta y la original de Pascal?

Ruleta Francesa

Pues que, al introducir el 0 en la ruleta, las probabilidades de acertar pasan a ser de 1/37, pero la ganancia que puedes obtener se mantiene en 36 veces lo apostado. Por lo tanto, el casino obtiene 1/37 de margen. Es decir, un 2.7%.

Posteriormente, algunos países anglosajones empezaron a trabajar con la ruleta de doble cero, que es, básicamente, ir un paso más allá de lo explicado anteriormente. En lugar de un 1/37 de beneficio, el casino pasaba a llevarse un 2/38. Es decir, un 5.26%.

TIPOS DE RULETA

La ruleta se puede categorizar según diferentes tipologías. Lo más habitual es hacerlo según el tipo de juego (o sea, ruleta francesa, ruleta americana y ruleta americana de doble cero). Sin embargo, también podemos diferenciar entre ruletas online u offline y entre ruletas en vivo o no.

Como puedes imaginar, las ruletas online son aquellas que se pueden jugar a través de internet, mientras que las ruletas offline son aquellas que se juegan presencialmente en un casino físico.

Por otro lado, las ruletas pueden ser en vivo o no, y esto se aplica a las ruletas online. Hay ruletas que son un simple programa que simula un casino, pero también puedes jugar en ruletas que muestran en vídeo una ruleta y un crupier reales.

Piensa que los tipos de ruleta según el tipo de juego pueden estar presentes en cualquiera de las otras categorizaciones. Es decir, puedes encontrar ruleta francesa, americana o americana con doble cero tanto online como offline, y en vivo o no.

Aclarado esto, pasemos a ver los tipos de ruleta que existen según tipo de juego, que es, probablemente, la parte más importante.

Ruleta francesa

La ruleta francesa (también conocida como ruleta europea) está compuesta por 37 números en total. Es decir, desde el 0 hasta el 36. Es la ruleta más frecuente y con la que más personas juegan en todo el mundo.

Una característica de la ruleta francesa es que, si la bola cae en el número 0, las apuestas que se hayan hecho en suertes sencillas (rojo o negro, par o impar o falta o pasa) se quedan retenidas. Ni se pierden ni se ganan. Se dejan ahí para la siguiente tirada.

Se puede optar por retirar esa apuesta antes de la siguiente tirada, pero, en ese caso, solo puedes retirar la mitad de la apuesta.

Ruleta americana de doble cero

La ruleta americana de doble cero tiene 38 números en lugar de 37, puesto que se añade el 00, además del 0. En los casinos físicos, esta mesa es más cómoda que la de la ruleta francesa, porque su tamaño es más pequeño.

Ruleta americana de doble cero

Mientras que en la ruleta francesa es el crupier quien coloca las apuestas (porque la mesa es demasiado grande para que lo hagan los jugadores), aquí lo puede hacer el propio jugador. No obstante, esto no te importa mucho si vas a jugar online.

Lo que sí te importa es que, en la ruleta americana, normalmente, si la bola cae en alguno de los dos ceros (0 o 00), las apuestas a suertes sencillas se pierden. No obstante, algunas mesas establecen otras reglas, como perder solo la mitad.

Sin embargo, no hemos encontrado ninguna mesa que, como en el caso anterior, nos permita dejar la apuesta para la siguiente tirada.

Como ves, la ruleta americana implica mayor riesgo y menos probabilidad de ganar. Básicamente, porque no tienes 1/37 posibilidades de acertar, sino 1/38. A eso hay que sumar el hecho de que las tiradas que caen en 0 o doble 00 se pierden (ya sea al 50% o al 100%).

Ruleta americana

Por último, tenemos la ruleta americana de un cero. Esta ruleta está a medio camino entre la ruleta europea y la americana de doble cero, y mantiene la comodidad de la ruleta americana.

Como en el apartado anterior, hay que repetir que, si vas a apostar de forma online, no te importa mucho la parte de que el tapete sea más cómodo para los jugadores. Pero, si vas al casino, ya verás que sí te resulta importante este aspecto.

Dejando a un lado esto, señalar que, en esta ruleta, solo hay un cero. Por lo tanto, las probabilidades de acertar vuelven a ser de 1/37. Sin embargo, el cero implica que se pierda la mitad de lo apostado a suertes sencillas.

Así pues, encontramos que, para jugar online, lo mejor es acudir a las ruletas francesas, porque son las que más oportunidades de ganar nos dan.

¿SE PUEDE GANAR A LA RULETA?

Sobre si se puede ganar a la ruleta se ha escrito mucho. Evidentemente, está claro que se puede ganar a la ruleta. La auténtica pregunta es si se puede ganar a la ruleta de forma recurrente y conseguir que sea una fuente de ingreses estable.

Aquí ya hay algo más de debate, porque muchas personas opinan que es matemáticamente imposible ganar a la ruleta, mientras que hay otras personas que opinan que se pueden poner las probabilidades a tu favor y, por lo tanto, hacer que sea matemáticamente viable ganar de forma recurrente.

Y, cuidado, cuando decimos “hay personas que opinan”, no hablamos de Juan, el que siempre está en el bar de la esquina de tu calle. Hablamos de matemáticos y expertos en estadística de las mejores universidades del mundo.

¿SE PUEDE GANAR A LA RULETA?

Hay muchos estudios publicados sobre la ruleta, tanto en una dirección como en la otra. Por lo tanto, no se puede resolver el tema diciendo “sí, se puede” o “no, no se puede”, porque la respuesta es un poco más compleja.

Si quieres profundizar sobre este tema, te recomendamos que visites nuestra página dedicada a cómo ganar jugando a la ruletaAllí profundizamos un poco más en todos estos temas.

Como puedes ver, el juego de la ruleta es uno de los más conocidos y divertidos de cuantos puedes encontrar. Si quieres sacar el máximo partido a tu estancia en el casino, no puedes olvidarte de echar unas partidas.