¿Y cómo se asigna el stake a una apuesta?

¿Qué es el stake?

Si estás buscando información sobre los diferentes conceptos y términos que se utilizan en las apuestas deportivas, estás en el mejor lugar posible. Aquí, concretamente, te vamos a explicar qué es el stake y cuál es su importancia en las apuestas deportivas.

Conceptos y términos sobre apuestas deportivas

¿Qué es exactamente el stake?

Pocas dudas caben de que, para conseguir ganar dinero en el mundo de las apuestas deportivas, es fundamental tener una buena disciplina y gestionar nuestro dinero de forma eficaz y seria. Si no, incurriremos constantemente en pérdidas.

En este sentido, el stake es un concepto fundamental dentro de la gestión de nuestra banca. Vamos a ver qué son estos dos conceptos, puesto que ambos están relacionados y ambos son importantes:

La banca o bankroll es la cantidad total de dinero de la que disponemos para realizar apuestas. Es importante entender que no es la cantidad que vas a apostar en un momento dado, sino la cantidad total que tienes en tu cuenta (o cuentas, si tienes varias).

Por otro lado, el stake es el grado de confianza que se tiene en una determinada apuesta. Se mide del 1 al 10, siendo 1 una posibilidad remota de ganar la apuesta y 10 la absoluta certeza de ganar (por ejemplo, mediante una surebet). Evidentemente, dependiendo del stake, apostaremos más o menos cantidad de nuestro bankroll a dicha apuesta.

Por último, otro concepto importante es el de full stake. El full stake es el porcentaje máximo que se puede invertir en una sola apuesta. Es decir, el porcentaje del dinero total con el que contamos que estamos dispuestos a apostar en una apuesta.

¿Qué es exactamente el stake?

Normalmente, el full stake se sitúa en el 10% de la banca, aunque otras estrategias más conservadoras lo sitúan en el 5%. Evidentemente, cuando se lleva a cabo una apuesta full stake, el stake debe ser de 10. Es decir, el grado máximo de confianza en la apuesta (puesto que estamos apostando un gran porcentaje de nuestro capital total destinado a apuestas).

Para terminar, la forma más sencilla de entender el asunto es: Stake 1 = 1% del capital total = Apuesta muy improbable. Stake 10 = 10% del capital total = Apuesta absolutamente segura.

¿Y cómo se asigna el stake a una apuesta?

Como ya hemos dicho, el stake se determina dependiendo de la confianza que se tenga en un pronóstico. Esto es fácil de entender cuando hablamos de una combinada muy complicada que difícilmente se va a poder ganar (le daremos un stake de 1) o una surebet (le daremos un stake de 10).

Sin embargo, los puntos intermedios son mucho más difíciles de determinar y están repletos de grises, por lo que tenemos que plantearnos alguna forma de determinar esas probabilidades para, posteriormente, asignar stakes.

Con el tiempo aprenderás a asignar estos stakes por ti mismo, pero, de momento, te presentamos unos ejemplos de asignación de stakes a las apuestas:

  • Stakes 1 y 2: Podemos aplicar estos stakes a los underdogs (o sea, a los no favoritos) cuando consideres que pueden ganar. Normalmente tienen cuotas superiores a 5.
  • Stake 3: El stake 3 se suele aplicar para aquellas competiciones que tenemos más o menos claras con la información de la que disponemos, pero sabiendo, al mismo tiempo, que dicha información es incompleta. Por ejemplo, en eventos de países lejanos o en las primeras jornadas de liga.
  • Stake 4, 5 y 6: Son las apuestas habituales, las que realizas cuando tienes un conocimiento bastante bueno del mercado.
  • Stakes 7 y 8: Son apuestas poco habituales, pero que pueden aparecer por varios factores. Por ejemplo, si tienes información privilegiada, si se trata de una apuesta de los stakes 4, 5 o 6 pero con un fallo a tu favor en la asignación de cuotas, o cuando tienes un conocimiento muy avanzado del mercado en el que vas a apostar.
  • Stake 9: En este caso, hablamos de apuestas en las que estás seguro casi al 100% de que vas a acertar. Por ejemplo, si se abren apuestas para un amistoso entre un gran equipo europeo y un equipo perdido de la mano de Dios en África o Asia (o entre selecciones muy importantes con otras insignificantes)
  • Stake 10: Se reserva a aquellas apuestas en las que tienes un convencimiento del 100% de que acertarás. Es decir, en el caso de que tengas un soplo de un partido amañado o estés ante una surebet.

¿Y cómo se asigna el stake a una apuesta?

Algunos consejos extra para una óptima gestión de tu bankroll

Por último, vamos a ver algunos buenos consejos para que gestiones de una forma óptima tu bankroll. Ya hemos dicho que esto es fundamental, porque es lo que te permitirá poder jugar de forma inteligente y como si de un trabajo se tratase, o jugar a lo loco (como hace la mayoría de gente):

  1. Empieza con un capital inicial acorde a tus posibilidades económicas. No apuestes con dinero que necesites.
  2. Apuesta solo en casas de apuestas confiables (todas las que recomendamos en nuestra web lo son).
  3. Sigue siempre el procedimiento que hemos mencionado aquí. Debes asignar stake y calcular la cantidad de tu bankroll que vas a apostar.
  4. Márcate límites de pérdidas y ganancias y no los rebases nunca. Ponte límites mensuales, semanales y diarios.
  5. Al iniciarte en este mundo, utiliza un full stake de 5%. A medida que mejores, auméntalo al 10%.
  6. Sé conservador en la asignación de stakes. Es natural asignar un stake uno o dos puntos por encima de lo que deberías. Trata de controlar ese impulso y todo te irá mejor.
  7. Piensa en las apuestas con una mentalidad de inversión, no de juego. Esto te dará el enfoque para saber si estás yendo en la dirección adecuada o no.

La gestión del bankroll

Como puedes ver, el stake es un concepto de vital importancia en el mundo de las apuestas deportivas, porque es lo que nos permite valorar los riesgos que asumimos y relacionarlos con la cantidad de dinero que apostamos. Es decir, es un concepto básico en la gestión del riesgo y de nuestro capital.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba